Cada año más de 1,5 millones de personas en Colombia inician su vida crediticia

1

41 vistas

Junio 28, 2019 08:57 hrs.

Alfonso Aya › Mundoejecutivo

Economía Nacional › Colombia Bogotá


Desde 2015, anualmente más de 1,5 millones de personas ingresan al mercado de crédito colombiano y obtienen su primer puntaje de riesgo crediticio, lo que representa casi 5% de la población adulta total del país.
Así lo establece un nuevo estudio de investigación desarrollado por TransUnion Colombia, donde se destaca además que las entidades financieras tienen el potencial de incrementar significativamente la inclusión financiera en Colombia al revisar la forma en la que están mirando a estos consumidores nuevos al crédito. Consumidores nuevos al crédito se definen como aquellos que obtuvieron su primer puntaje de riesgo crediticio, debido a que una entidad reportó información a la central de riesgo sobre una obligación de crédito contraída por el consumidor recientemente. Esta obligación puede ser de distintos tipos, un contrato de un teléfono celular, un producto financiero, una obligación con un comercio, entre otros.
Históricamente, las entidades de crédito han preferido no otorgar crédito adicional a estos consumidores por una variedad de razones, incluyendo preocupaciones sobre el mayor riesgo percibido de consumidores con poca o ninguna experiencia crediticia y pocas cuentas en su historial de crédito. Algunas entidades también pueden creer que los scores (puntajes de riesgo de crédito) basados en cuentas más nuevas o en ciertos tipos de cuenta son menos confiables que aquellos que están basados en cuentas más antiguas que incluyen productos de crédito tradicionales como tarjetas de crédito o créditos de vehículo.
Virginia Olivella, Gerente Senior de Investigación y Consultoría para TransUnion Colombia explicó que ’la sabiduría convencional dice que los consumidores nuevos al crédito representan el mayor riesgo y son los más difíciles de evaluar con precisión. Si bien es cierto que los consumidores nuevos al crédito tienen menos información en sus historias de crédito a partir de la cual las entidades pueden tomar decisiones de otorgamiento, esto no significa que no se les pueda otorgar crédito con un grado razonable de prudencia.’
Si bien un supuesto común es que la mayoría de los consumidores nuevos al crédito son adultos jóvenes que por primera vez pueden acceder a productos de crédito, este no es el caso, pues el estudio de TransUnion reveló que solo el 42% de los consumidores nuevos al crédito tiene entre 18 y 29 años; 22% tiene entre 30 y 39 años y más de un tercio (36%) tiene 40 años o más.
Este hallazgo revela las diferentes circunstancias de los consumidores que están accediendo a productos de crédito por primera vez. Muchos son consumidores jóvenes que terminan la universidad y entran al mundo laboral. Otros son inmigrantes que son nuevos en Colombia y necesitan crédito, mientras otros son consumidores mayores que pueden no haber necesitado crédito anteriormente y ahora tienen nuevas necesidades de crédito.
Lo anterior ilustra las limitaciones de ver a los consumidores nuevos al crédito como un solo grupo homogéneo, y permite a las entidades de crédito entender mejor el tipo de productos que debería ofrecer a estos consumidores y los canales que deberían usar para llegar a ellos.


Consumidores nuevos al crédito son menos riesgosos
En un primer estudio de este tipo realizado en Colombia, TransUnion analizó los consumidores nuevos al crédito que obtuvieron sus primeros puntajes de riesgo de crédito entre enero de 2015 y junio de 2016, y los comparó con consumidores de crédito establecidos (aquellos con puntaje de crédito durante al menos 12 meses previos al estudio).
El análisis mostró que solo el 2% de los consumidores nuevos al crédito tenía un primer puntaje de crédito en el rango de riesgo más alto (subprime), en comparación con el 19% de la población crediticia establecida. La gran mayoría (82%) de los consumidores nuevos al crédito se ubicó en la categoría de riesgo medio alto (near prime), un rango por encima de subprime, en el mes en que adquirieron su primer puntaje. Además, muchos de esos consumidores que iniciaron su historia crediticia formal con un puntaje de riesgo near prime, avanzaron a un rango de menor riesgo (mejor puntaje) en los siguientes 12 meses.
Aunque los consumidores nuevos al crédito tenían scores más volátiles y por lo tanto mayor probabilidad de ver a sus puntajes iniciales cambiar durante un período de 12 meses frente a los consumidores de crédito establecidos, el estudio mostró que un porcentaje significativo de los cambios en el puntaje de los nuevos al crédito fue positivo en lugar de negativo.
Cuando comparamos consumidores nuevos y establecidos de la misma edad y nivel de riesgo, encontramos que los consumidores nuevos al crédito tuvieron un 50% más de probabilidad de mejorar su puntaje de crédito en los 12 meses siguientes a la fecha de la calificación inicial, en comparación con los consumidores de crédito establecidos durante el mismo período. Dentro de la muestra de investigación, más de un tercio (34%) de todos los consumidores nuevos al crédito migraron de su rango de riesgo crediticio inicial a un rango de riesgo más bajo después de 12 meses, frente al 22% de los consumidores de crédito establecidos.
Para los consumidores nuevos al crédito que comenzaron en el rango de riesgo near prime (medio-alto), el 38% observó una mejora en su puntaje a un rango de riesgo más bajo después de 12 meses, en comparación con solo el 23% de los consumidores de crédito establecidos. Únicamente un 6% de los consumidores nuevos al crédito experimentó un deterioro en su puntaje de riesgo, situándose en el rango de riesgo subprime (riesgo alto) después de un año.
’Estos hallazgos muestran la capacidad de muchos consumidores nuevos al crédito de mejorar sus puntajes de crédito iniciales de manera relativamente rápida, al manejar bien las primeras cuentas de crédito y realizar pagos oportunos. La estabilidad o movimiento positivo del puntaje de riesgo de la gran mayoría de consumidores nuevos al crédito debería brindar confianza a las entidades de crédito que buscan construir su base de clientes al centrarse en este segmento de consumidores’, afirmó Olivella.


El producto con el cual adquieren el primer puntaje no impacta el desempeño de los consumidores
El estudio también examinó los productos de crédito iniciales abiertos por los consumidores nuevos a crédito, productos que les permitieron obtener su primer score o puntaje. Los productos crediticios se clasifican en dos categorías principales: productos del sector financiero, que son productos tradicionales de crédito, como tarjetas de crédito, préstamos para vehículos y microcréditos; y productos del sector real, que son obligaciones contraídas directamente con el establecimiento comercial que proporciona el bien o servicio adquirido, como las cuentas de telecomunicaciones.
En el momento de obtener su primer puntaje de riesgo de crédito, el 58% de los consumidores nuevos al crédito tenían un producto crediticio del sector real – de los cuales los consumidores con cuentas de telecomunicaciones representaban 45% - y el resto (42%) tenía un producto en el sector financiero, liderado por microcrédito (15%) y tarjetas de crédito de marca privada (6%). Una conclusión importante del análisis es que no existe una diferencia significativa en el comportamiento de pago de crédito de los consumidores nuevos al crédito en los productos que adquieren durante los 12 meses posteriores a obtener su primer puntaje, ya sea que el producto que les permitió obtener su primer puntaje fue una cuenta de telecomunicaciones o una en el sector financiero.
’Nuestro estudio destaca la importancia del sector real en ayudar a los consumidores colombianos a construir sus historiales de crédito y volverse ‘visibles’ por primera vez para el sector financiero,’ dijo Olivella. ’Los resultados muestran que se puede confiar en los puntajes iniciales que se obtienen por un producto del sector real, en particular de telecomunicaciones, de la misma manera que aquellos que se obtienen por productos del sector financiero. Esta información brinda a las entidades la capacidad de evaluar y otorgar crédito adicional a estos consumidores recientemente calificados con mayor confianza, permitiendo de esta manera allanar el camino hacia una mayor inclusión financiera.’


Otorgar créditos de forma temprana puede ayudar a construir lealtad a largo plazo
Otorgando crédito adicional a los consumidores nuevos al crédito, además de aumentar la inclusión financiera, también pueden beneficiarse las entidades de crédito. Con la creciente competencia entre los otorgantes y el aumento en los costos de adquisición de clientes, las entidades que logran establecer relaciones tempranas con los consumidores nuevos al crédito a menudo pueden generar lealtad con estos consumidores desde el comienzo de su ciclo de vida crediticio. El potencial de venta cruzada de otros productos que satisfacen las necesidades financieras de los consumidores, como tarjetas de crédito, créditos de vehículo, créditos de vivienda, etc., aumenta una vez que una relación de este tipo se establece.

Olivella observó, ’Nuestra investigación muestra claramente que, con el conocimiento y herramientas de evaluación de riesgo adecuadas, las entidades pueden controlar su riesgo cuando originan a consumidores nuevos al crédito. Esto puede permitir a las entidades de crédito obtener acceso a los más de 1,5 millones de consumidores que ingresan al mercado crediticio cada año con un mayor grado de confianza, lo que podría sentar las bases para relaciones financieras de largo plazo y mutuamente beneficiosas’.


Ayudando a aquellos sin historia de crédito tradicional
Además de los consumidores nuevos al crédito, el estudio de TransUnion reconoce que todavía hay otros segmentos de la población que no tienen acceso a productos crediticios en la actualidad y que pueden ser atractivos tanto para los otorgantes tradicionales como para los no tradicionales.

’Mediante el uso de datos de crédito avanzados, como los datos alternativos y de tendencia, junto con nuevas técnicas de calificación, TransUnion está desarrollando una nueva generación de modelos de calificación de crédito. Estos modelos nos permitirán calificar hasta cinco millones de consumidores adicionales que hoy no tienen un historial de crédito tradicional y, por lo tanto, no tienen puntaje (score). Las entidades de crédito, que anteriormente no tenían la capacidad de evaluar a estos consumidores, pueden usar estos nuevos puntajes para identificar a los nuevos consumidores que cumplen con sus criterios de riesgo y otorgarles crédito. Vemos estos avances como un paso importante hacia una mayor inclusión financiera en Colombia,’ concluyó Olivella.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

SUSCRIPCIÓN

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.