Gimnasio Kaiporé, cuando la educación es más que un tablero

1

118 vistas

Mayo 30, 2019 21:28 hrs.

› Mundoejecutivo

Educación Nacional › Colombia Bogotá


La educación incluyente no es solo sentar niños de distintas condiciones en los salones de clase. Va mucho más allá, es lograr que estos interactúen entre sí y logren desarrollos tanto intelectuales como académicos que vayan en beneficio de todos.

Eso fue lo que creó Diana Cuervo, la fundadora del Gimnasio Kaiporé, quien hace 20 años y ante la necesidad encontrar un lugar para que su hija con síndrome de Down estudiara creó el revolucionario modelo pedagógico PIFI.

Fue así como arrancando como dice ella con una mesa y cuatro sillas comenzó a estructurar lo que es hoy un modelo de educación incluyente en Colombia, el Gimnasio Kaiporé.

Esta inclusión ha llevado a que se cree un ambiente de respeto y tolerancia por las diferencias en los ritmos de aprendizaje, a través de la adopción de un sistema pedagógico disruptivo, el PIFI.

El trabajo continuo, de la mano de profesionales especializados en el manejo de niños y jóvenes con Necesidades Especiales de Aprendizaje, como Síndrome de Down, Asperger, Autismo, Déficit de Atención y fracaso escolar, entre otros, ha demostrado que el sistema es exitoso, pues varios de estos muchachos han logrado culminar su educación secundaria.

Una estudiante del GK, que cursa grado once, afirma que el día a día al lado de alumnos con necesidades especiales de aprendizaje ha sido ventajoso, pues se aprende a convivir y a valorar a estas personas, como seres dotados de talentos, inteligencia, habilidades sociales, comunicativas, laborales y académicas entre otras.

El Gimnasio Kaiporé en su propuesta educativa, considera la diversidad como columna vertebral de su filosofía que potencia habilidades satisfaciendo las necesidades de aprendizaje.

El PIFI
El modelo pedagógico del Gimnasio Kaiporé se basa en cuatro pilares. Personalizado, Individualizado, Flexible e Incluyente.

Personalizado: Interacción directa entre el estudiante y el docente, razón por la cual los salones de clase no superan los 12 alumnos.

Individualizado: Cada estudiante tiene una necesidad de aprendizaje diferente. Se potencializan las fortalezas y se fortalezcan las debilidades.

Flexible: El modelo responde las necesidades de cada estudiante, por lo que cada alumno avanza al ritmo que su logros lo permitan y consolidar su aprendizaje

Incluyente: La educación es un derecho de todos, pero no igual para todos.

Para obtener resultados óptimos en la formación los salones de clase no superan los 12 alumnos, lo que permite una mayor atención por parte de los docentes hacia los estudiantes.

ESED
Pero luego de que los jóvenes con síndrome de Down logran culminar su educación secundaria, había que buscar una continuidad en su formación y fue así como nació la Escuela Superior Emprendimiento Down que busca preperar para el mundo laborar a estas personas.

La Escuela Superior Emprender Down (ESED), es una apuesta educativa por la continuidad en la formación de jóvenes con síndrome de down, que parte de reconocer las brechas que existen en cuanto a acceso a la educación y vinculación al mundo laboral para esta población. Así se propone un programa piloto, para abrir espacios de formación y promoción de la igualdad.

ESED inició labores este año y busca preparar laboralmente a los jóvenes que terminaron su educación básica o secundaria, garantizando la continuidad de su proceso formativo y proyecto de vida. El emprendimiento es un pilar del programa, ya que busca desarrollar habilidades para la formación y proyección empresarial.

Actualmente existen muchos prejuicios frente a la empleabilidad de las personas con síndrome de down, el trabajo para los jóvenes en muchos casos se limita a puestos con baja exigencia y se hace más como una obra de labor social que como un verdadero emprendimiento; el objetivo, es hacer del espacio laboral un escenario para la satisfacción personal, en tanto, desarrollar actividades de mayor complejidad y productividad, les permite tener un horizonte laboral más amplio y una vida adulta plena y satisfactoria.

ESED es un proyecto formativo integral que incluye en su currículo diferentes áreas: inglés, matemáticas, lenguaje y finanzas, lo que contribuye al desarrollo de la autonomía.

Emprendimiento Down
La primera bachiller con síndrome de Down graduada en el Gimnasio Kaiporé, en el año 2017, marca un hito para la creación de ESED y, por lo tanto, en el camino hacia la garantía de los derechos de esta población. Como resultado de este proyecto ya se tiene una gran experiencia de emprendimiento.

La gastronomía se presenta como un pilar de trabajo que adelantan dos estudiantes.

El programa educativo propone abrir el horizonte social de aceptación y reconocimiento de las personas en condición de discapacidad. Desarrolla mecanismos para la incidencia y el fortalecimiento de los valores asociados al reconocimiento de la condición de ciudadanía, entendiendo esta como la asignación de derechos y deberes con los que cuenta una persona para su desarrollo en sociedad.


VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

SUSCRIPCIÓN

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.