La forma en que Pekin elude medidas de Washington

1

1,189 vistas

Junio 25, 2019 11:51 hrs.

Alfonso Aya › Mundoejecutivo

Economía Internacional › USA


En 2015 China lanzó un ambicioso proyecto ’Hecho en China 2025’ que busca cambiar la imagen del país como fabricante de productos baratos y de baja calidad y convertir la etiqueta a un símbolo de orgullo nacional para 2025.

Sin embargo, la guerra comercial entre EEUU y China ha obligado a algunos de los exportadores del país asiático a deshacerse de la etiqueta ’Hecho en China’ para evitar los elevados aranceles al cruzar las fronteras estadounidenses, publicó Observer.

El Gobierno vietnamita había identificado docenas de certificados ’Hecho en Vietnam’ falsos en diferentes sectores, desde la agricultura hasta los textiles y el acero producidos por empresas chinas que intentan eludir los aranceles de Estados Unidos.

Asimismo Hanói alegó que algunos exportadores chinos habían desviado ilegalmente los pedidos a Vietnam después de que la Administración Trump subiera los aranceles de los productos chinos del 10% al 25%. Según la aduana, la madera contrachapada china se enviaba a Estados Unidos a través de una empresa vietnamita.

Según el Gobierno del país del sudeste asiático, los funcionarios de aduanas están reforzando su supervisión e inspección de bienes para reprimir la práctica. Además fueron aumentadas las sanciones por fraude relacionado con el comercio.

"Vietnam está preocupado porque puede ser castigado por EEUU por permitir que productos chinos mal etiquetados crucen las fronteras de Estados Unidos", dijo Do Van Sinh, miembro del comité económico de la Asamblea Nacional de Vietnam.

Se cree que el cambio de ruta de los exportadores chinos y el etiquetado falso son parcialmente los responsables de un aumento dramático en las exportaciones de Vietnam a EEUU.

En el primer trimestre de 2019, los envíos aumentaron en un 40%, mientras que los envíos de China disminuyeron en un 14%, según datos recopilados por la Oficina del Censo de Estados Unidos.

Pero estos envíos cuestionables probablemente representan una porción "relativamente pequeña" de las exportaciones totales de China a EEUU, opina Rahul Kapoor, analista de Bloomberg Intelligence en Singapur. "Siempre habrá fugas y trabajo para evitar los aranceles, pero no lo vemos como un fenómeno generalizado", agregó.

Washington elevó al 25% los aranceles a las importaciones chinas por 200.000 millones de dólares con el fin de reducir el déficit comercial. En respuesta, China incrementó del 5% al 25% las tarifas de mercancías estadounidenses por un valor de 60.000 millones de dólares.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

SUSCRIPCIÓN

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.