Temor en Brasil por acuerdo comercial con Unión Europea

1

1,814 vistas

Julio 02, 2019 22:22 hrs.

› Mundoejecutivo

Economía Internacional › Brasil


El acuerdo entre la UE y el Mercosur fue ampliamente celebrado en Brasil por todos los sectores, aunque la industria nacional está "temerosa" por la nueva competencia de los países europeos, según djo la profesora de la Universidad Federal de São Paulo y especialista en el bloque regional sudamericano, Regiane Bressan.

"La industria brasileña está temerosa con la nueva competencia que vendrá de Europa; algunas industrias no podrán permanecer en el mercado, pero al mismo tiempo, otras conseguirán renovarse porque entrará maquinaria y tecnología de forma más fácil, así que podrán intentar ser más competitivas", comentó.

En este sentido, de los grandes países del Mercosur (Mercado Común del Sur), Brasil es quien más tiene que perder, ya que la industria argentina está menos desarrollada, añadió Bressan.

Domesticación
El presidente de la Confederación Nacional de la Industria (CNI) de Brasil, Robson Braga, valoró el acuerdo muy positivamente y resaltó que es "el pasaporte para que Brasil entre en la liga de las grandes economías del comercio internacional", según recoge el portal de noticias G1.

Respecto a los temores por los desafíos que presenta el acuerdo, destacó que éste tendrá dispositivos para adaptarse a la competitividad de la industria europea, como un periodo de más de una década de reducción de tarifas para productos más sensibles a los nuevos competidores.
El potente sector agrícola brasileño, no obstante, será el más beneficiado por el acuerdo, especialmente los productores de determinados alimentos que tendrán sus tarifas eliminadas (frutas, zumo de naranja o café soluble) o que serán reconocidos como distintivos de Brasil, como cachazas, quesos, vinos y cafés.

Para la especialista, uno de los puntos positivos del acuerdo es que obligará a "domesticar" algunas de las tendencias más acusadas del actual Gobierno brasileño, como la autorización excesiva de productos fitosanitarios (conocidos popularmente en Brasil y la región como "agrotóxicos"), muchos de los cuales están prohibidos en la UE.

En lo que va de este año, el ministerio de Agricultura autorizó el uso de 239 nuevos agrotóxicos; según estimaciones de Greenpeace, 30 por ciento de ellos están prohibidos en el bloque europeo por su elevada peligrosidad para el medio ambiente o para la salud de las personas.

El acuerdo con la UE podría obligar a revisar esa política, así como a dar un impulso a la producción de productos orgánicos (más demandados en Europa), y también obligará a Brasil a permanecer en el Acuerdo de París contra el cambio climático, después de que en varias ocasiones Bolsonaro pusiera en duda su compromiso con este pacto global.

Para Bressan, el acuerdo comercial obligará no sólo a que su país siga formando parte del Acuerdo de París, sino también a que cumpla lo que prometió, ya que la UE es "muy buena fiscalizadora" y la presión será fuerte.

En este sentido, la especialista recordó que los objetivos de reducción de la deforestación se están incumpliendo deliberadamente.

Países como Francia, con el presidente Emmanuel Macron a la cabeza, ya dejaron claro a Brasil que no habría acuerdo con la UE sin un compromiso firme con el medio ambiente.

Este fue el principal tema de conversación en la reunión que ambos líderes mantuvieron en la ciudad japonesa de Osaka, donde viernes y sábado se realizó la cumbre del Grupo de los 20 países industrializados y emergentes (G20).

El domingo, la portavoz del Gobierno francés, Sibeth Ndiaye, afirmó que hay que conocer en detalle el contenido del acuerdo, pero que Francia seguirá atenta a sus exigencias especialmente en materia de salud y medio ambiente.

Un eurodiputado francés, el oficialista Pascal Canfin, aseguró que la ratificación del acuerdo en el Parlamento europeo no está garantizada.

Según el Gobierno brasileño, el acuerdo Mercosur-UE incrementará 87.500 millones de dólares su Producto Interno Bruto (PIB) en 15 años, pudiendo llegar a 125.000 millones si se considera la reducción de las barreras no tarifarias y el incremento esperado en la productividad total de los factores de producción.

Después de casi 20 años de negociaciones, Brasil considera el acuerdo un marco histórico en la relación entre la UE y el Mercosur, que juntos representan 25 por ciento del PIB mundial y un mercado de 780 millones de personas.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

SUSCRIPCIÓN

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.